<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=723682778512653&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cuándo aceptar y cuándo no una contraoferta inmobiliaria

Uno de los momentos cruciales en el proceso de venta de una propiedad radica en la recepción de las primeras contraofertas inmobiliarias. Se podría decir que vender una vivienda es como salir de pesca:

  • Si ponemos un precio de salida demasiado alto nuestra vivienda pasará desapercibida sin recibir visitas.
  • Si ponemos un precio de salida por encima del precio de mercado nuestra vivienda recibirá visitas pero no ofertas.
  • Si ponemos un precio de salida adecuado nuestra vivienda recibirá muchas visitas y los compradores se animarán a realizar ofertas por ella.

Todo esto os lo explicamos en nuestro dossier cuestión de precio, un documento en el que además te mostramos cómo establecer un precio de venta adecuado para tu inmueble. 

Descargar Dossier "Cuestión de precio"

Valora el aceptar una contraoferta si...

Sin embargo, a pesar de haber valorado tu vivienda correctamente y haber establecido un precio de salida adecuado, puede ocurrir que los compradores te realicen una oferta por la compra de tu vivienda por un precio inferior al de salida. ¿Cómo debemos actuar ante estas situaciones? ¿Cuándo aceptar y cuando no una contraoferta inmobiliaria?

Desde DUX BCN te recomendamos tener muy presentes estos dos factores a la hora de tomar una decisión: el porcentaje de rebaja propuesto por el comprador y el tiempo que lleva la vivienda a la venta.

Porcentaje de rebaja inferior al 15%

Si la contraoferta propuesta por tu comprador plantea un porcentaje de rebaja inferior al 15% deberías valorar la posibilidad de aceptarla. Si tu inmueble ha salido al mercado con un precio razonable, una rebaja superior al 15% podría hacerte perder parte de la rentabilidad a la que puedes optar. Por el contrario, un porcentaje de rebaja inferior al 15% no es un precio tan alejado del precio de venta inicial, por lo que deberías valorar el aceptar la contraoferta sobre todo si lo que quieres es una venta rápida.

Tiempo que lleva en el mercado

El tiempo que lleva la vivienda en el mercado es un factor fundamental para saber si aceptar o no una contraoferta inmobiliaria. Si tu vivienda acaba de salir al mercado y tu comprador te propone una rebaja inferior al 15%, quizás puedas valorar esperar por si aparece otro comprador que realice una oferta superior.

Por el contrario, si tu vivienda lleva meses en el mercado, quizás te interese aceptar ese precio propuesto e incluso uno inferior para no alargar demasiado la compraventa y hacer que la vivienda se queme en el mercado. 

Negociación en una contraoferta inmobiliaria

Además de reducir o aumentar el precio, existen otras maneras de negociar la venta de una propiedad. Quizás nuestro comprador no esté dispuesto a desembolsar una cantidad mayor por nuestra vivienda, pero puede sí estar dispuesto a negociar alguno de los siguientes elementos: 

  • Mobiliario: ¿entregaremos la vivienda con o sin muebles? ¿Hay algún mueble de valor (sofá, canapé, mesa...) que nos interese quedarnos?
  • Forma de pago: podemos proponer un pago a plazos, un pago aplazado e incluso jugar con el dinero que se adelanta en las arras.
  • Plazo de escrituras: podemos proponer un mayor plazo de escrituración para ayudar a nuestro comprador a terminar de reunir el dinero necesario para la compra.
  • Elección de notaría: por ley, el vendedor tiene derecho a elegirla la Notaria, sin embargo, podemos dejar esta elección a nuestro comprador si es algo que puede ayudarle a tomar una decisión. 

Ten en cuenta que el plazo habitual para responder a una contraoferta inmobiliaria suele ser de 4 a 6 días. Nosotros, por nuestra parte, podemos responder con una contraoferta diferente, es decir, un precio a medias entre el precio de salida de nuestro inmueble y el precio propuesto por el comprador. 

¿Necesitas ayuda en la negociación de tu vivienda?

A pesar de los consejos vistos a lo largo de este post, negociar la venta de una vivienda no es tarea sencilla. La envergadura de la operación y los sentimientos que entran en juego pueden hacer que no terminemos de ser del todo objetivos, algo que podría hacernos perder una importante cantidad de dinero. 

Además, para poder negociar un precio de salida tenemos que tener la certeza de que hemos establecido un valor adecuado para nuestro inmueble, algo que solo podemos certificar si vamos de la mano de una agencia inmobiliaria. 

Para hacerte una ideal del precio que tu vivienda podría alcanzar en el mercado puedes hacer uso de nuestro valorador de inmuebles online:

>> Valora tu vivienda<< 

No obstante, para obtener un precio de salida real es preciso que contactes con un profesional inmobiliario que visite presencialmente la propiedad y estudie la evolución del mercado en la zona. ¿Quieres que te ayudemos con el proceso de venta de tu propiedad? Contacta con DUX BCN.

Suscribete a DUX

Entradas recientes